ENTORNO ORGANIZACIONAL DEL SECTOR CAFETERO

El gremio cafetero ha sido partícipe de la historia y del desarrollo social, cultural, político y económico del país. Gracias a su funcionamiento y estructura organizacional, es ejemplo a nivel nacional e internacional como modelo de desarrollo. Además, en su época de apogeo obtuvo los recursos económicos necesarios para satisfacer las necesidades de la población campesina cafetera del país, supliendo en gran medida las deficiencias que el estado no estaba en condiciones de atender como vías, escuelas, centros de salud, obras sociales, entre otras, que fueron desarrolladas con fondos propios del gremio y algunas con participación de alcaldías y gobernaciones regionales.

Como afirma Mariela Márquez1, “Las instituciones del gremio han tenido un importante papel en la vida nacional, y por tal razón, ha tenido defensores y detractores (según encuesta en 2007, el 46% opina que la gestión del gremio es buena, el 34% que es regular y el 20% que es mala). Al celebrar los 70 años de su creación (fundada en 1927) la FNC entregó un balance de 153 mil viviendas electrificadas, 30 mil kilómetros de carreteras construidas o mejoradas, construidos 3.199 acueductos, 15.388 aulas y 5.888 baterías sanitarias”.

Según el investigador Julio Carrizosa Umaña, “la Federación con todas sus instituciones, es una instancia indispensable en la gestión política nacional cafetera y los gobiernos de turno la han considerado como un instrumento estatal de desarrollo regional y nacional”.


2.1. PAPEL DE LA INSTITUCIONALIDAD CAFETERA COLOMBIANA

Dada la creciente importancia del sector cafetero durante las dos primeras décadas del siglo XX y ante la necesidad de hacer viable, eficiente y competitiva la caficultora colombiana, los caficultores se reunieron en el marco del Segundo Congreso Nacional Cafetero , celebrado en Medellín entre el 21 de junio y el 1 de julio de 1927, con el fin de crear la FEDERACION NACIONAL DE CAFETEROS DE COLOMBIA (FNC). Dicha iniciativa contó con el apoyo de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC) y de los gobiernos nacional y regional.

De acuerdo con los estatutos actuales2, la FNC es la máxima institución del gremio cafetero, es de carácter gremial, de derecho privado, apolítica, sin ánimo de lucro, integrada por los productores de café de las distintas regiones del país que acrediten dicha condición con la Cédula Cafetera, que se inscriben como miembros de ella y que, como cultivadores permanentes, posean o exploten cafetales de por lo menos 0,5 Ha o 1.500 plantas de café. Todos los productores federados que tengan cédula cafetera, son
convocados para las Elecciones Cafeteras en donde eligen los miembros de los Comités Municipales y Departamentales de Cafeteros, los cuales eligen los delegados al Congreso Nacional Cafetero, máxima autoridad de la Federación. Los Comités Departamentales y Municipales son los encargados de representar y defender los intereses de los cafeteros de sus regiones y ejecutar la política, proveer los servicios e implementar los programas definidos por el Comité Nacional de Cafeteros y por el Congreso Nacional Cafetero, para el beneficio de la totalidad de los cafeteros del país. Actualmente hay más de 4.400 líderes cafeteros a lo largo y ancho del territorio nacional trabajando por los intereses de su sector, lo que demuestra el carácter democrático de la institucionalidad cafetera.

La FNC ejecuta la política cafetera nacional e internacional de Colombia con el fin de defender los intereses de los caficultores del país. Tiene como prioridad el aseguramiento, el mejoramiento y la promoción de la calidad de nuestro café en el contexto mundial. Por su iniciativa y junto con el gobierno, se creó el Fondo Nacional del Café (FoNC) con el objetivo prioritario de contribuir a estabilizar el ingreso cafetero; para fortalecer la comercialización y asegurar la garantía de compra del café, se dio comienzo a la creación de las Cooperativas de Caficultores en 1959; también contribuyó a la formación de otras entidades para el apoyo de la producción, comercialización, transporte, crédito rural, entre otras, dando nacimiento a la Flota Mercante Gran Colombiana (1946), a la Agrícola de Seguros (1952), a la Industria Colombiana de Fertilizantes (1952) y al Banco cafetero (1953). Además, una de sus preocupaciones más importantes es la investigación y difusión del conocimiento, para lo cual se creó en 1938 el Centro Nacional de Investigaciones de Café (CENIFACE).

Hoy en día, la FNC representa los intereses de más de 560 mil familias productoras (alrededor de 2 millones de personas) que dependen directamente de la producción del grano, y para contribuir al bienestar de esta población, la FNC ha invertido recursos para la construcción de escuelas, centros de salud, vías, electrificación, puentes, acueductos, entre otras actividades. Tan solo en el 2007, la inversión aumentó 22%, con una ejecución de recursos por más de $196 mil millones de pesos, de los cuales el gremio aportó cerca del 30%, y obtuvo los recursos restantes del Gobierno Nacional y Regional, Cooperación Internacional y Nacional, y de la misma comunidad.

De acuerdo con la Comisión de Ajuste de la Institucionalidad Cafetera3 en su informe final del año 2002, se consideran tres funciones básicas de la institucionalidad cafetera:

1) Maximización del Ingreso de los Productores:

Velando por mejorar el ingreso de los productores, utilizando como instrumentos una eficiente comercialización y la garantía de compra de las cosechas, así como desarrollar la política sobre precio interno y contribución cafetera (que es el aporte que hace cada productor colombiano al FoNC por cada libra de café exportado).

2) Provisión de Bienes Públicos y otros Gastos Institucionales:

Incluyendo los bienes que permitan aumentar la competitividad del caficultor (ordenamiento de la producción, asistencia técnica, investigación, publicidad y promoción del café colombiano), los gastos asociados al funcionamiento de la institucionalidad cafetera (administración del FoNC y mantenimiento de los inventarios), las obras de infraestructura y prestación de servicios sociales (para impulsar el desarrollo regional a través de los Comités Departamentales de Cafeteros) y realizar las inversiones en fondos y empresas relacionadas con el sector.

3) Estabilización del Ingreso de los Productores Cafeteros:

Mediante políticas que permitan el sostenimiento y el repunte de la caficultora colombiana.
La misma comisión considera que estas tres funciones deben operar de forma independiente, con estructuras contables y fuentes de recursos claramente diferenciados. Este esquema, además de asegurar una mejor gestión, permitirá más transparencia en cuanto a la rendición de cuentas y al análisis del costo/beneficio que deben hacer los beneficiarios finales de la institucionalidad.

2.2. INSTITUCIONES DEL GREMIO CAFETERO

FEDERACIÓN NACIONAL DE CAFETEROS:

Misión: “Asegurar el bienestar del caficultor colombiano a través de una efectiva organización gremial, democrática y representativa”
Visión: “Lograr una caficultura competitiva y sostenible, fortalecer el tejido social en las zonas cafeteras y posicionar el café colombiano como el mejor del mundo”.

La Federación Nacional de Cafeteros de Colombia se organizó en 1927 y se mantiene como una persona jurídica de derecho privado, de carácter gremial sin ánimo de lucro. Es la entidad encargada de dictar toda la política cafetera colombiana y de dar los lineamientos para la compra interna y la exportación del café. Actualmente, está integrada por cerca de 250 mil cafeteros cedulados, que representan más del 80% de los caficultores del país con más del 95 por ciento de la producción nacional. Se organizó para hacer viable, eficiente y competitiva la caficultura colombiana. Además la FNC debe, velar por los derechos de los caficultores, procurar que las políticas macro y microeconómicas lo beneficien, trabajar para que alcancen niveles de competitividad que les permita mantener un adecuado nivel de vida, prestar asistencia técnica, fomentar el consumo del café en el país y en el exterior, desarrollar y divulgar información técnica relacionada, promover la industrialización y el mercadeo y velar porque el caficultor continúe siendo el capital social estratégico del campo colombiano4.

Ha sido el principal instrumento del gremio cafetero y es el que ha permitido formular y ejecutar políticas serias y estables. Se ha encargado de construir la infraestructura física y social de las zonas cafeteras. Se nutre del impuesto proveniente de la retención cafetera y su función principal es la de garantizar la compra de la cosecha cafetera y estabilizar el ingreso de los cafeteros. Sus funciones principales son las siguientes:

Comprar el café a través de las Cooperativas de caficultores y de Almacafé, con dineros del FoNC.


• Promover el consumo de café colombiano a nivel nacional e internacional.


• Fomentar y organizar obras de bienestar social en las zonas cafeteras.


• Establecer las normas de calidad para el café colombiano, tanto al interior como en el exterior.


• Estabilizar el mercado del café colombiano.


• Fomentar la investigación.

FONDO NACIONAL DEL CAFÉ:

Fundado en 1940. Sus recursos son dineros públicos de naturaleza parafiscal, manejados en un esquema operativo pactado entre el gremio cafetero y el gobierno. Es una cuenta del Tesoro Nacional, administrada por la FNC a donde se dirigen las contribuciones obligatorias del sector para ser redistribuidas dentro del mismo sector con una destinación específica.

Su objetivo prioritario es contribuir a estabilizar el ingreso cafetero mediante la reducción de los efectos de la volatilidad del precio internacional. Debe velar porque se cumplan las normas legales vigentes en orden de fomentar una caficultora eficiente, sostenible y mundialmente competitiva.

ALMACENES GENERALES DE DEPÓSITO DE CAFÉ S.A. (ALMACAFÉ):

Creada en 1965 por la FNC con el fin de contar con una empresa especializada en el almacenamiento y conservación del café y que además sirviera de mecanismo regulador del mercado del café. Para el año 2002 existían 18 puntos de recepción de Almacafé.

La FNC, a través de Almacafé, distribuye a las Cooperativas de Caficultores del país dineros del FoNC para que compren el café de buena calidad que esté dentro de las normas mínimas de calidades de café (Tipo Federación), que es recibido y clasificado de acuerdo a las características físicas y sensoriales; de esta forma contribuye a mantener y preservar la calidad de nuestro café a lo largo de todo el proceso, desde su recibo hasta su embarque para los mercados externos, o para su venta a la industria nacional.

Su misión es la de participar en la comercialización y logística interna del café, mediante la prestación responsable y oportuna de su servicio. Ejercen también la función de ejecutar las políticas de calidad del grano para su exportación, así como también la trilla y los embarques al exterior, garantizando la normatividad que caracteriza al café colombiano como el grano más suave del mundo.

COOPERATIVAS DE CAFICULTORES:

Iniciaron desde 1959. Actualmente existen en Colombia 8 cooperativas que operan en 18 Departamentos, con más de 488 puntos de compra, con alrededor de 120 mil socios y un capital aproximado de 12 mil millones de pesos.

Su labor se centra principalmente en garantizar al productor un tratamiento justo en materia de pesaje, precio y calidad al momento de vender su café. Desempeñan un papel importantísimo en la comercialización, pues por su intermedio el FoNC suministra recursos suficientes y necesarios para la compra del grano, con base en un precio de sustentación; esto ha obligado a los compradores particulares a manejar precios muy similares al de las cooperativas, que no vayan en detrimento del ingreso del caficultor. Otra forma que han manejado en las últimas décadas para la compra del café, es con recursos propios, obtenidos por los logros en capitalización y por el aporte de los socios.

COOPERATIVAS DE SEGUNDO GRADO:

Son aquellas formadas por la asociación de de Cooperativas de Caficultores y los Comités Departamentales de Cafeteros, con el objetivo de manejar programas sociales de los comités en sus respectivos departamentos y constituir cooperativas de servicios como lo fueron los Supermercados Mercaldas, cuyo objetivo era regular precios y evitar especulaciones en la canasta familiar, aunque ya no pertenece al gremio.

COOPERATIVAS DE TERCER GRADO:

Consistentes en la asociación de varias Cooperativas de Caficultores, diseñadas como un ente que garantizara la exportación de café.

De este tipo de unión surgió EXPOCAFE, que hoy en día es una sociedad anónima, que para el año 2001 llegó a exportar 900 mil sacos de 60 Kg, convirtiéndose así en el tercer exportador de Colombia.

SOCIEDAD DE EXPORTADORES DE CAFÉ (EXPOCAFE S.A.):

Expocafé S.A., es una Sociedad Anónima conformada por 38 Cooperativas de Caficultores del país. Su principal función es la de trillar y exportar cafés excelsos especiales.

En el 2007 trilló y vendió 824.471 sacos de 60 Kg, exportando a 26 diferentes destinos mundiales de Europa, Asia, América, Oceanía y Africa.

FABRICA DE CAFE LIOFILIZADO:

Ahora denominada Buencafé Liofilizado de Colombia, fue inaugurada el 31 de Marzo de 1973, al año siguiente inicia las exportaciones de café liofilizado.

Es una de las plantas más grandes y modernas del mundo y es la única planta de liofilización en Colombia, localizada en el Municipio de Chinchiná, Departamento de Caldas.

Sus productos son extractos concentrados solubles como el café tostado, el café tostado y molido y el café liofilizado (descafeinado, aromatizado y saborizado). Su producto bandera es el internacionalmente famoso Café Buendía. Sus utilidades ingresan al FoNC para contribuir con la estabilización del ingreso cafetero y para generar desarrollo social expresado en obras de infraestructura, salud, educación y protección del medio ambiente en las regiones cafeteras.

Sus principales mercados son en su orden: Japón, Reino Unido, República Checa, Rusia, Alemania, Estados Unidos, Canadá, Corea del Sur, Dinamarca, Francia, Holanda, Italia, Polonia, Singapur, Suecia, Suiza, Australia, Israel, Méjico, Ecuador, España y el mismo Colombia. Para 1983 estaba produciendo 4.000 ton/año, en 1997 tuvo una producción de 7.500 ton/año, y para el 2009 se espera triplicar esta producción.

La liofilización es un proceso de secado por sublimación, es decir, el paso de una sustancia (como el agua) de su estado sólido al gaseoso, sin pasar por el estado líquido, mediante la aplicación de temperatura y vacío cuando ha sido previamente congelada. Esta sustancia al ponerse nuevamente en contacto con un líquido, recupera todas las características físicas de aroma y sabor que poseía antes de ser liofilizada y permite mucho mayor tiempo de almacenamiento sin deteriorarse.

Se creó con el objetivo de buscar mayores y mejores oportunidades de comercialización, básicamente para cafés procesados y con valor agregado.

CENTRO NACIONAL DE INVESTIGACIONES DE CAFÉ (CENICAFE):

El centro fue creado en el año 1938 en Chinchiná (Caldas) con la misión de desarrollar proyectos de investigación y divulgación en todas las áreas del conocimiento relacionadas con el café. Su propósito es generar, adaptar y transmitir conocimientos científicos y tecnológicos acordes con las necesidades de los caficultores.

Persigue la sostenibilidad de la producción en las zonas cafeteras; el control de los costos de producción, cosecha y poscosecha y la preservación de los recursos naturales (suelo, agua, flora y fauna) de la zona cafetera, mediante la generación de tecnologías limpias y orientadas a la conservación y mejoramiento de la calidad del café.

FUNDACION MANUEL MEJIA:

Fue creada por el gremio en 1960, con el propósito de brindar oportunidades de capacitación a los productores de café y sus familias y a todas las comunidades rurales, mediante alternativas innovadoras de educación no formal, presencial, semipresencial y virtual. Su esquema educativo está basado en principios de reflexión, libertad y cooperación y busca crear una visión empresarial, con el fin de alcanzar mayor rentabilidad y mejores niveles de calidad de vida de la comunidad cafetera.

Tiene como misión formar integralmente al caficultor, su familia y la comunidad rural, para contribuir a su bienestar, competitividad y sostenibilidad a través de la capacitación y formación del talento humano. Hoy en día la Fundación ha incursionado en los programas de educación virtual para apoyar los procesos de aprendizaje de la población cafetera adulta y el personal de la FNC.

2.3. ESTRUCTURA ORGANIZACIONAL DEL GREMIO CAFETERO

La dirección y orientación de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia se ejerce desde distintos niveles jerárquicos, mediante los órganos que se muestran a continuación. (Figura 14).

Figura 14. Organización Gremial Cafetera (2006)
Fuente: FNC. Organización Gremial. 2006.

CONGRESO NACIONAL DE CAFETEROS:

Es la máxima autoridad del gremio cafetero. Elige el Gerente de la FNC y lo autoriza para representar los intereses del gremio. En él participan, además de los representantes del gobierno, 90 delegados (6 por cada Comité Departamental de Cafeteros) elegidos por elección popular. Para ser uno de sus delegados, debe ser un caficultor federado con una antigüedad no menor de 3 años. Se reúne cada año; en sus sesiones se fijan y regulan las normas y tendencias de manejo de los fondos propios de la FNC, se dan las recomendaciones para el manejo de los dineros del FoNC, y se definen las políticas de mercadeo, de comercialización y las tendencias de la caficultura.

COMITÉ NACIONAL DE CAFETEROS:

Es  la máxima autoridad que regula la operación de la FNC. Está conformado por 14 miembros (10 representantes de productores y 4 del gobierno). Los representantes de los productores pertenecen en la actualidad a cada uno de los 10 Departamentos con mayor producción cafetera nacional (para la fecha son: Antioquia, Caldas, Tolima, Valle, Quindío, Huila, Cauca, Cundinamarca, Santander y Risaralda) y los representantes del gobierno son los Ministros de Hacienda, Agricultura, Comercio Exterior y el director de Planeación nacional.

Actúan en beneficio de los agremiados, procurando el bien común de los productores, de la actividad cafetera y de la economía nacional, y cada uno de los representantes de los productores debe ser el vocero especial de su región y les debe informar sobre los temas de su gestión, recibir sus inquietudes y velar por sus intereses.

COMITÉ DIRECTIVO:

Está integrado por un representante de cada uno de los 15 Comités Departamentales de Cafeteros y cuenta con la asistencia del Gerente general de la FNC.

Está encargado de orientar los asuntos gremiales y administrativos de la FNC y delega en la Gerencia General y en los Comités Departamentales las funciones que considere convenientes. Dentro de sus funciones están las de organizar al gremio, reglamentar las decisiones del Congreso Nacional Cafetero y hacer que se pongan en ejecución, aprobar la estructura orgánica de la oficina central de la federación, aprobar las cuentas que periódicamente deberá presentarle el Gerente General y resolver las inquietudes de los Comités Departamentales sobre los problemas referentes a la industria cafetera, entre otras.


GERENTE GENERAL:

Debe ser un ciudadano colombiano de nacimiento. Es el ejecutor de los programas de la federación. Es nombrado por el Congreso Nacional Cafetero.

A él le corresponde ejecutar las políticas y los programas de la federación de acuerdo con los estatutos, con los contratos celebrados con el gobierno nacional, con los acuerdos y resoluciones de los congresos y con las órdenes e instrucciones del Comité Nacional y del Comité Directivo. De igual manera, el gerente general es el representante de la federación ante todas las autoridades de la República de Colombia, de cualquier país y ante terceros.

COMITES DEPARTAMENTALES DE CAFETEROS:

Constituyen el órgano permanente de la federación a nivel departamental y son nombrados por los productores federados y con cédula cafetera vigente por medio de circunscripción electoral; son elegidos para un período de cuatro años. Existe un Comité Departamental de Cafeteros en cada una de las capitales de los departamentos cuya producción cafetera exceda el 2% del total nacional. Está integrado por seis (6) miembros principales con sus respectivos suplentes, y son los mismos delegados al Congreso Cafetero.

Entres sus funciones principales se cuentan las de organizar y orientar al gremio en el respectivo departamento y ejecutar los distintos planes y programas para cada región. Les corresponde elaborar, en concordancia con los Comités Municipales de Cafeteros, los presupuestos, someterlos a la aprobación correspondiente y estimular la organización y el desarrollo de las Cooperativas de Caficultores.

COMITES MUNICIPALES DE CAFETEROS:

Funcionan en aquellos municipios donde existan al menos 400 cafeteros cedulados y su producción anual sea igual o superior a 60 mil arrobas de café. Está conformado por seis (6) miembros principales con sus respectivos suplentes y son elegidos por los productores federados. Son los representantes y voceros de cada municipio ante el Comité Departamental respectivo.

Se encargan de la organización y representación de los caficultores del municipio, de adelantar coordinadamente campañas para el mejoramiento del cultivo, el control de enfermedades, la renovación de los cafetales, el correcto beneficio del café y todas las que redunden en el mejoramiento de las condiciones sociales y económicas de los productores de café. También, les corresponde la promoción de la cedulación cafetera y cumplir y hacer cumplir los estatutos de la FNC.


Servicio de Extensión Rural:

En 1959 se integraron las diversas campañas y servicios de asistencia técnica que se venían ofreciendo de manera separada bajo el nombre de Servicio de Extensión Rural. Hoy en día la FNC cuenta con un servicio de extensión apoyado por más de 1.000 técnicos y agrónomos adscritos a los Comités Departamentales de Cafeteros, encargados de difundir los conocimientos tecnológicos y empresariales, con el fin de incrementar el ingreso y el bienestar de las familias cafeteras colombianas, incluyendo métodos individuales, grupales y masivos.

CAFETEROS:

Los cafeteros5 son la base y razón de ser de la organización gremial cafetera. Son el producto alrededor del cual se han construido una cultura y un tejido social fundamentales en el desarrollo político y económico del país. Según la FNC, para el año 2007 había en Colombia 566.000 productores de café, de los cuales 257 eran federados, es decir, que tenían cédula cafetera.



Según los Estatutos de la FNC (Congreso Cafetero 2003), se entiende por productor cafetero aquel propietario o poseedor de un predio que cumpla con las siguientes condiciones:

a) Que el área sembrada en café sea igual a superior a media (0,5) Ha.

b) Que en el área señalada en el literal a, se cuente al menos con 1.500 árboles plantados

Los requisitos que aquí se establecen se exigirán para la expedición de nuevas cédulas cafeteras o para la renovación de las ya concedidas. La Gerencia Técnica certificará el cumplimiento de estos requisitos con base en el Sistema de Información Cafetera (SIC)6.


2.4. AREAS CLAVES DE GESTION

La FNC en su Plan Estratégico 2003-2008, presentado en el Congreso Cafetero de 2003, señala nueve Áreas Claves de Gestión6, cuyos objetivos y propósitos, son:

AREA CLAVE 1: Relaciones con las Autoridades:

Objetivo Estratégico: Comprometer al Estado para alcanzar nuestra Visión.
Propósitos:
• Defender la legitimidad y credibilidad de la institucionalidad cafetera y el régimen de parafiscalidad vigente.

• Propiciar acciones y decisiones del Estado para neutralizar las acciones violentas y actividades ilegales en zonas cafeteras.

• Maximizar el acceso de recursos públicos y privados del orden nacional e internacional.

AREA CLAVE 2: Comercialización del Café Colombiano:

Objetivo Estratégico: Desarrollar la actividad comercial del FoNC en forma eficiente y sostenible.
Propósitos:

• Centrar la Operación Comercial entorno al cliente externo generándole un resultado de valor.

• Aumentar la eficiencia de la Cadena de Aprovisionamiento, entendida ésta hasta el punto del embarque.


Objetivo Estratégico: Asegurar el mejor precio de compra al productor.
Propósitos:

• Redefinir la Garantía de Compra.

• Asegurar la calidad del café colombiano para responder al mercado.

• Incrementar la participación en el mercado mundial del café, para influir en el precio interno.


AREA CLAVE 3: Política Internacional del Café:

Objetivo Estratégico: Crear un entorno internacional favorable para el cumplimiento de la visión.
Propósitos:

• Hacer que la política exterior de Colombia promueva y defienda la política internacional cafetera.

• Ejercer liderazgo entre países productores, y de éstos con los consumidores.

• Comprometer a la comunidad internacional con los objetivos de la FNC.



AREA CLAVE 4: Competitividad de la Caficultura:

Objetivo Estratégico: Lograr una caficultura rentable y sostenible.
Propósitos:

• Producir café de excelente calidad, en forma rentable y acorde con los requerimientos del mercado.

• Asegurar la pertinencia de la investigación, su propiedad intelectual, así como la efectividad en la transparencia y adopción de las tecnologías y su aprovechamiento, en beneficio del productor colombiano.


AREA CLAVE 5: Valor Agregado:

Objetivo Estratégico: Generar mayor valor agregado al café colombiano.
Propósitos:

• Ser los líderes de los cafés especiales en el mundo.

• Escalar en la cadena comercial para llegar directamente al consumidor final con café tostado y molido.

• Posicionar y aumentar las ventas de café liofilizado colombiano como producto de calidad con reconocimiento internacional.

AREA CLAVE 6: Publicidad y Promoción:

Objetivo estratégico: Posicionar el café colombiano como líder del café de calidad.
Propósitos:

• Ser reconocidos como líderes mundiales en el mercado de cafés especiales y de liofilizado.

• Mejorar el nivel de reconocimiento de nuestras marcas.

• Diseñar una arquitectura de marcas que genere y consoklide oportunidades de negocios.



AREA CLAVE 7: Educación para el Desarrollo y Bienestar Social:

Objetivo Estratégico: Tener caficultores educados y trabajadores cafeteros capacitados.
Propósitos:

• Elevar los niveles educativos y desarrollar la capacidad de liderazgo de los caficultores actuales y de la generación de relevo.

• Capacitar y formar para el trabajo a los caficultores actuales, a la generación de relevo y a los cosecheros y trabajadores cafeteros.

• Propiciar el relevo generacional en las fincas cafeteras.



Objetivo Estratégico: Elevar las condiciones de vida de la población cafetera.
Propósitos:

• Aumentar la inversión en el área rural para mejorar los indicadores sociales.

• Diseñar esquemas de acceso a la protección social para los caficultores, cosecheros y trabajadores cafeteros más vulnerables.

• Promover estudios interinstitucionales que permitan el monitoreo periódico de los indicadores de desarrollo social y variables claves de la caficultora regional.



AREA CLAVE 8: Estructura Gremial e Institucional:

Objetivo Estratégico: Consolidar la fortaleza gremial.
Propósitos:

• Liderar una reflexión gremial que conduzca a la modernización de la institución, a través de un proceso democrático.

• Fortalecer la base gremial.



Objetivo Estratégico: Construir una organización capaz de cumplir la misión y alcanzar eficazmente la visión.
Propósitos:

• Lograr una organización de excelencia en su modelo de administración.

• Fortalecer el sistema de seguimiento y control al cumplimiento de acuerdos, compromisos, estándares, pautas y normas legales fiscales.

• Racionalizar y optimizar la estructura organizacional cafetera en función del nuevo Plan Estratégico.


AREA CLAVE 9: Financiera:

Objetivo Estratégico: Lograr el equilibrio y fortalecimiento de las finanzas de la FNC y del FoNC.
Propósitos:

• Obtener los recursos necesarios para cumplir el Plan Estratégico.

• Estabilizar el patrimonio del FoNC y de la FNC.

• Optimizar la estructura de costos en la administración de la FNC, de Almacafé, de las Cooperativas y de las empresas en donde la FNC y el FoNC tengan intereses.

__________________________________________

1 Mariela Márquez. Aculturación de la Cultura Cafetera. Historia de una Crisis. Manizales, 2000.
2 Estatutos de la FNC. Congreso Cafetero, 2003.
3 Comisión de Ajuste de la Institucionalidad Cafetera. Informe Final. Bogotá. Mayo, 2002.
4 FNC de Colombia. Estatutos. Congreso Cafetero, 2003.

5 FNC de Colombia. Estatutos. Congreso Cafetero, 2003.
6 Ibid.